Otra vez, las sombras

Ya no recuerdo el día que entendí que la soledad era mi mejor compañía, pero si recuerdo haber tenido miedo cuando lo noté. Es normal, me imagino, en una vida tan pasajera querer buscar una cara conocida entre la gente. Últimamente, ese miedo me ha estado espantando.

Quise plasmar mi miedo a la soledad en un texto, como siempre, pero para darle un giro a las cosas, decidí mezclarlo con fotografías para representar lo que he estado sintiendo de una forma un tanto más ¿dramática? Tal vez.

Para poder hacerlo, Jorge Cordón me ayudó tomando las fotos y Sofia Castillo modelando, o más bien, actuando. ¡Mil gracias! A los dos.

Y pues, si a ustedes les asusta la soledad, igual que a mi, traten de abrazar lo que más aman. Lean un libro, vean una película, gocen un poquito. No es tan malo estar con tus pensamientos, con tus sentimientos. Tal vez, solo no es malo estar solo y tenemos que aprender a estarlo.

Y aquí va:

OTRA VEZ, LAS SOMBRAS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.