Cosquillas de amor

Apareces y yo muevo la mirada de un lado a otro, como buscando distraer a lo que siento. Te veo y me trago el orgullo. Cierro los ojos y me ahogo en los nervios. Los vuelvo a abrir y estás ahí y sonrío.

Cuando saludas, yo no sé qué hacer o qué decir, como siempre.

Pasan los años y yo sigo poniéndome nerviosa cuando apareces. Tu amor me hace cosquillas al lado derecho de la cintura, yo sonrío en silencio, pero entre tantas cosquillas, se me nota el sentimiento.

Otra vez, las sombras

Ya no recuerdo el día que entendí que la soledad era mi mejor compañía, pero si recuerdo haber tenido miedo cuando lo noté. Es normal, me imagino, en una vida tan pasajera querer buscar una cara conocida entre la gente. Últimamente, ese miedo me ha estado espantando.

Quise plasmar mi miedo a la soledad en un texto, como siempre, pero para darle un giro a las cosas, decidí mezclarlo con fotografías para representar lo que he estado sintiendo de una forma un tanto más ¿dramática? Tal vez.

Para poder hacerlo, Jorge Cordón me ayudó tomando las fotos y Sofia Castillo modelando, o más bien, actuando. ¡Mil gracias! A los dos.

Y pues, si a ustedes les asusta la soledad, igual que a mi, traten de abrazar lo que más aman. Lean un libro, vean una película, gocen un poquito. No es tan malo estar con tus pensamientos, con tus sentimientos. Tal vez, solo no es malo estar solo y tenemos que aprender a estarlo.

Y aquí va:

OTRA VEZ, LAS SOMBRAS.

Exhala

Tengo un nudo en la garganta que me aprieta cada vez más. Y entonces, siento que me asfixio por momentos y que por fin, me voy a quedar sin aire. Y el problema es ese, querer quedarme sin aire cada que respiro. Exhalar lentamente hasta que el aire se drena de mis pulmones y luego, mantenerme vacía un rato hasta que por impulso, vuelvo a respirar.

Necesito que termine, que todo esto se quede lejos y mi mente se despeje. Necesito un momento a solas con mis lágrimas, probarlas con mi lengua cuando vayan bajando por mis mejillas, sentir su sal. Llorar otro rato, necesito llorar. Llorar hasta quedarme sin aire. Seguir llorando.

Quiero sentir compañía. Sentir que puedo decirle esto a alguien sin miedo a que se vayan. Que todos se vayan y me dejen sola conmigo porque, sola no puedo. Sola me odio. Sola me hiero. Quiero sentir que puedo correr a los brazos de alguien y desmayarme ahí, que me sostengan. Necesito que alguien me sostenga. Sola me caigo.

Quiero dejar de sentirme así.

Quiero.

Una

Yo nací mujer sonriente y delicada,

así macen las mujeres,

pero la vida me agitó un poco.

Yo no podía hacer lo que quisiera,

eso decían.

No podía usar pantalones para ir a estudiar,

el uniforme de las niñas va de falda.

No podía sentarme con las piernas abiertas,

daba una impresión errónea (aun a mis siete).

No podía ser desordenada,

al parecer, las mujeres son así.

Si hablaba igual que mi hermano,

era “marimacha” y vulgar,

y si no usaba el pelo largo,

perdía mis poderes.

Hoy es el día en que me siento una mujer seria.

Capaz de lo quiero.

Capaz de sentir,

De ser apasionada, más que cualquiera.

Una mujer intensa y soñadora que ama sentarse de piernas abiertas y dar la impresión equivocada.

Una mujer llena de furia.

Yo nací sonriente,

pero la vida me agitó un poco.

Chau

Me pregunté un tiempo si me amabas,

y luego entendí que sí,

que me amabas como uno ama a su sombra.

Querías que estuviera presente siempre,

pero alejada.

Mientras todo tu mundo brillaba, yo me preguntaba por qué no podía brillar contigo.

Mi mamá me decía que eras bueno,

lo eras,

lo eres,

no sé si conmigo.

No dejo de sentir que sobro en todas partes,

es tal vez por tu mala mañana de abandono.

Siento que no puedo sentir lo que yo quiera,

que las personas no podrán perdonarme y que si abro la boca,

voy a quedarme sola.

Sé que es tu culpa,

o tal vez es mía por esperar algo mejor de ti,

de tu manera de sentir.

Ya no quiero rogarle amor al que de amar no sabe nada,

me voy,

como tú te fuiste.

Quien sabe si mañana te despiertas triste,

no te preocupes,

para los demás seré siempre la hija amada que tuviste,

pero ya no te seguiré amando.