Siempre nos tendremos

en este lugar al que llamamos “nuestro”.

Esto que sentimos,

siempre estará ahí,

guardándose,

a la espera.

Y el día en que volvamos

sonreirá con ambos,

se pondrá contento.

Nos saludará pensando

que es tiempo de recordar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.